<

Gaeta

¡Vacaciones en Gaeta, para los amantes del relajamiento, de las playas y del mar! Descubres cómo plantear tu viaje en la pequeña localidad balnearia en la costa del Lacio.


Gaeta es una de las destinaciones de verano favoridas por los turistas italianos y extranjeros. El territorio de Gaeta y se extiende a lo largo de la costa del Lacio formando una bahía en el Mar Tirreno. El origen del nombre de Gaeta todavía es incierto, Virgilio (Eneida) VII, nos dice que el nombre deriva de la nodriza de Eneas, Caieta, enterrada en este territorio por el héroe troyano.

 

Según el geógrafo Strabone, el nombre deriva del dórico "Kaietas" que significa ”Torrente”, término utilizado por los pescadores del sitio para indicar la desembocadura en el golfo e Gaeta.

 


La localidad balnearia, famosas gracias a sus playas es también rica de arte y de historia, como por ejemplo el Santuario de la Montaña Spaccata famosa por su milagrosa división.

 

La parte de Gaeta vieja es muy interesante bajo la perspectiva arquitectónica, con sus puertas, sus estrechos callejones y sus antiguas iglesias. Imperdibles son también las excursiones que permiten visitar las playas de Gaeta y observar el grande promontorio sobre el mar.

 

HISTORIA DE GAETA


Durante la época romana Gaeta era famosa porque era un sitio donde las familias ricas iban de vacaciones. A lo largo de la costa y las colinas de Gaeta y de Sperlonga es posible ver los jardines residenciales y las villas con piscinas y también los templos y los mausoleos que testimonian la presencia de unas antiguas familias nobles. Aun hoy es posible admirar la tumba de los cónsules Lucio Munanzio Planco encima del Monte Orlando y la tumba de Lucio Sempronio Atratino en la ladera septentrional de la colina.

 

En la Edad Media por su posición estratégica Gaeta llegó a ser un castrum y de esta manera empezó su actividad de comercio marítimo en el Mediterráneo. Desde el 1032 Gaeta se convirtió en la segunda capital del reino, también gracias a los dominios obtenidos sobre muchas poblaciones (Normandas, Suevas, de Anjou y Aragonés). La permanencia en Gaeta de unos soberanos permitió la construcción de grandes edificios, civiles y religiosos que han regalado al núcleo urbano una huella particular: como por ejemplo el Casillo de Gaeta que domina el promontorio.

 


La presencia española en la ciudad (hasta el 1707) ha cambiado el orden de Gaeta, a través de unas grandes obras de defensa terminadas por Carlo V (1538) que portaron el país al rango de ciudad militar sin posibilidad de expandirse o de producir a nivel comercial. En el 1734 Carlo Borbón conquistó la ciudad de Gaeta y fundó la dinastía de los Borbones de Nápoles. Durante el largo periodo borbónico Gaeta sufrió un evento de interés internacional: el 25 de noviembre de 1848, Papa Pio IX se refugió en la ciudad y este evento permitió que la ciudad de Gaeta se convirtiese en el segundo Estado de la Iglesia. El 13 de febrero de 1861 bajo la muralla de Gaeta acabó el poder de la dinastía borbónica y fue proclamada la Unificación de Italia.

 

La Segunda Guerra Mundial dejó una señal muy honda en Gaeta llevando a la destrucción de muchas casas y de una larga parte de la población. En los años después la ciudad conoció un desarrollo tan veloz que hoy en día la ciudad se ha devuelto en el centro del turismo balneario y la costa del Lacio.

 

 

SITIOS IMPERDIBLES EN GAETA

 


Catedral de los Santos Erasmo y Marciano: la iglesia se asoma en la calle y está formada por una fachada de estilo neo-gótico. El campanario fue planteado por Nicola D’Angelo en el siglo XII y es de estilo árabe. En el interior de la catedral hay los sarcófagos de época romana y dos bajorrelieves de mármol representantes la historia de Giona y el muestro.

Templo de San Francisco: fue construido la primera vez en el 1222 por Francisco de Asís en el mismo lugar dónde se encontraba el santo cuando bautizó a los Gaetani. La estructura actual es de estilo neo-gótico y está formada por tres naves alumbradas por unas vidrieras. En el exterior de la iglesia se sitúa la grade escalera con la grande estatua.


Santuario de la Santísima Anunciata: la iglesia fue consagrada en el 1352 y el último restauro lo hicieron los Dionisio Lazzari en el 1624. Es una iglesia de estilo barroco. El interior está formado por una nave y está dominado por el azul de las paredes. El ábside rectangular es el campo del altar de Andrea Sabaini Salerno. Es posible también admirar las pinturas de Sebastiano Conca y el altar mayor de mármoles polícromos realizados por Dionisio Lazzari.


Iglesia de San Juan en Martes: la cúpula de la iglesia es de estilo árabe y el suelo está inclinado para permitir el flujo del agua del mare durante la alta marea. El interior tiene una forma de cruz griega y aloja unos frescos del siglo XIV.


Santuario della SS. Trinità (también conocido con el nombre “Santuario de la Montaña Spaccata): se sitúa en una hendidura en la roja que llega a las Grutas del Turco. Según la leyenda la hendidura de la montaña se formó cuando murió Jesús, cuando desarrancó el velo del templo de Jerusalén. En este santuario están venerados muchos papas, como por ejemplo Papa Pio IX, reyes, obispos y santos, como por ejemplo Bernardino de Siena, Ignacio de Loyola, Leonardo de Puerto Maurizio, San Pablo de la Cruz.


Castillo de Anjou-Aragonés: informaciones dignas de atención acerca de la existencia del Castillo de Gaeta se deben al reino de Federico II de Savoia que permaneció en Gaeta durante muchos periodos de lucha contra el papado. El Castillo es de unos 1.400 metros cuadrados y está nombrado el Castillo de Anjou-Aragonés porque está formado por dos edificios anexos en dos diferentes periodos históricos, uno bajo conocido como “de Anjou” realizado durante la dominación francesa de los Anjou y que un superior “aragonés”, construido por el emperador Carlo V con todas sus obras de defensa militar que reforzaron la fortaleza.

Palazzo de Vito (Museo Diocesano) y el Palazzo Arzobispal: fue construido durante el Renacimiento por el obispo cardenal Tommaso de Vio, Arzobispal de Gaeta. En el interior del palacio se encuentra el Museo Diocesano que aloja las obras provenientes de diferentes iglesias desacralizadas en ciudad como la Consagración de María de Govanni de Gaeta.


 

CÓMO LLEGAR A GAETA

 

En Coche:
Autopista del Sole (A1)- salida Cassino; SS 630; SS 7 Appia; SS 213 Flacca.
En Autobús:
Autobús de línea desde la Estación de Formia, destinación Gaeta, cada 15 minutos.
En Tren:
Dirección Roma- Nápoles y Nápoles - Roma; parada a la Estación de Formia. Autobús de línea Formia-Gaeta

 

Consejos


¡No hay consejos! ¡Entra y escribes tú el primero!

Consejos desde los social network