Home > Alrededores de Roma > Riservas-naturales > Parque Regional de Veio

<

Parque Regional de Veio

¡Visitar el Parque de Veio, entre las antiguas necrópolis etruscas, colinas, bosques y un patrimonio naturalista!


El Parque Regional de Veio se extiende en un territorio delimitado de la Via Flaminia y de la Via Cassia, en el Agro Veientano y forma parte de la provincia de Roma. Juntos a los parques del Appia Antica y del Aniene, el Parque de Veio representa un área protegida e incontaminada que se extiende hasta el área urbanizada de Roma, caracterizada por un rico hábitat natural que convive en una perfecta armonía con restos históricos y artísticos de mucha importancia.

 

La zona del parque en origen era habitada por los Etruscos que empezaron las actividades de agricultura y comercio propio en la antigua ciudad de Veio, dejando en la ciudad importantes testimonios, restos y aperos de uso cotidiano y además maravillosos ejemplos de pintura, arte, escultura y arquitectura que actualmente se pueden admirar en el Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia en Roma.


El territorio del Parque de Veio está formado por unos altiplanos de toba, grandes valles escavadas por los torrentes y las colinas cubiertas por bosques naturales. Entre las áreas verdes más importantes del Parque de Veio se encuentra sin dudas la Zona del Sorbo, entre Campagnano de Roma y Formello. El territorio de la zona del Sorbo está caracterizado por valones tobosos, un ambiente fluvial bastante bien conservado y especies animales de diferente género zoológico.


Si te gusta la historia, la naturaleza y las actividades al aire libre te aconsejamos visitar el Parque de Veio, aquí hay la posibilidad de explorar el territorio a través de rutas divertidas con tus amigos o con tu familia, de esta manera puedes descubrir la magia de pasear en el verde y entre las antiguas ruinas de las ciudades etruscas.

 


VEIO
La ciudad etrusca de Veio en principio era una de las principales rivales de Roma y controlaba el territorio del Agro Veietano que se extendía en la orilla derecha del Tíber hasta el Lago de Bracciano. Después de las excavaciones arqueológicas en la zona se ha encontrado sólo una parte de la antigua ciudad de Veio cuyo monumento más prestigioso permanece el Santuario de Portonaccio donde se ha encontrado la famosa Estatua de Apolo.


El área urbana de Veio está rodeada por maravillosas murallas a lo largo de las cuales se sitúan muchísimas puertas. Actualmente la muralla está atravesada por una calle principal enlosada por los romanos y que enlazaba los principales sitios urbanos. Cerca de Veio existían diferentes necrópolis a lo largo de las calles principales de entrada a la ciudad. Entre las más prestigiosas hay la Tumba de los Leones Rugientes, la Tumba de los Ánades y la Tumba Campana. Muy interesante es el sistema de galerías subterráneas de Veio qu ha sido realizado por ingenieros etruscos entre los cuales Puente Sodo a lo largo del canal del Crèmera.


Entre los restos romanos hay unos edificios muy grandes y suntuosos como por ejemplo la Villa de Livia, mujer del Emperador Augusto, en Prima Porta, la Villa de Lucio Vero a lo largo de via Cassia, la Necrópolis de Grottarossa y las Tumbas de Fadilla, de los Nasoni y Celsa a lo largo de via Flaminia. La villa, construida sobre una amplia terraza con vista sobre el Tíber, está formada por barrios residenciales y de representación ricos de decoraciones. En sus alrededores está un complejo termal y una zona para el jardín. Aquí se encuentran pinturas famosas que reproducen un maravilloso jardín que actualmente están exhibidas en el Palazzo Máximo - Museo Nacional Romano.

 

Durante la Edad Media fueron realizadas prestigiosas moradas como el Castillo y el Burgo de Isola Farnese, el Castillo de la Crescenza y el Casale de Malborghetto. Este último ha sido realizado por un arco romano de cuatro caras erigido aproximadamente en los primeros años del siglo IV d.C. para conmemorar el triunfo de Constantino contra Majencio en el 312 d.C. después el arco fue transformado en iglesia y después en un caserío fortificado rodeado por un burgo llamado Burgus S. Nicolai de Arcu Virginia y enseguida llamado Borghetto, Borghettaccio o Malborghetto.


El caserío actualmente es la sede de un museo arqueológico que aloja muchos restos recobrados a lo largo de la antigua via Flaminia. Entre la edad media y la moderna se han situado el Santuario de la Madonna del Sorbo (castillo medieval) y la Mola Paradisi (siglo XVI. a.C.) situada a lo largo del canal de S. Antonino (Castelnuovo di Porto). El burgo de Isola Farnese si sitúa sobre una roca a unos 1.5 km lejos y al 18° km de via Cassia. El burgo es de origen medieval hasta el siglo XI y ha sido nombrado como castillo de propiedad del monasterio romano de los SS. Cosma y Damián; en el siglo XIII llegó a ser propiedad de la familia varonil de los Orsini hasta el 1616 cuando fue vendido al Cardinal Alessandro Farnese (desde el cual debe el nombre). Actualmente la roca medieval no se reconoce porque ha sido agregado con el palacio sexcentésimo varonil pero es posible reconocer unas torres de en la muralla fortificada.

 


Museo de la civilización campesina
Caserío 311: Museo de la civilización campesina, Granja y Punto información del Parque de Veio.
Es una casa rústica construida en los años Cincuenta en los campos de Formello donde están guardadas las herramientas de los campesinos manuales y de arrastre animal que son los testimonios más importantes de la actividad comercial y rural de la zona del Parque de Veio.
Via Santi Martiri, 12
00060 Formello (RM)
Teléfono 06/9084255 - 340/9294634
E-mail: museo.casolare311@gmail.com
Informaciones: info@parquediveio.it

 

FLORA DEL PARQUE DE VEIO
El Parque de Veio está caracterizado por áreas verdes cultivadas o destinadas a la crianza, interrumpidas por valles estrecha escavadas por la acción erosiva de los ríos ricos de bosques. Entre las plantas más presentes en la zona se encuentra la encina (Quercus ilex), el rebollo (Quercus cerris), el arce campestre (Acer campestre), el avellano (Corylus avellana), el ligustro (Ligustrum vulgare), el brusco (Ruscus aculeatus) y la hiedra (Hedera helix). Entre las especies arbóreas del Parque de Veio se encuentra el melojo (Quercus pubescens), la encina blanca (Quercus robur), el bagolaro (Fraxinus ornus), el almez (Celtis australis) y el arce de Montpellier (Acer monspessulanum).

 

En el ambiente da las tobas se pueden encontrar unas plantas herbáceas anuales, como la Veccia serena (Vicia lathyroides), la retama sutil (Lotus angustissimus), el Perejil bastardo (Ammoides pusilla), la Silene cónica, el linero purpureo (Linaria purpurea), el aciano (Centaurea deusta) y el Azafrán oloroso (Crocus suaveolens).


FAUNA DEL PARQUE DE VEIO
El patrimonio faunístico del Parque de Veio está caracterizado por muchas especies diferentes e importantes para la conservación. Entre los mamíferos predadores se encuentran las garduñas (Martes foina) y las comadreja común (Mustela nivalis) mientras que a lo largo de las orillas de los ríos y de los canales se encuentran la mofeta (Mustela putorius) y el tejón (Meles meles). Entre las otras especies animales se pueden encontrar el zorro (Vulpes vulpes), el jabalí (Sus scrofa) el erizo (Erinaceus europaeus), el puerco espín (Hystrix cristata), el halcón abejero (Pernis apivorus), el picamaderos verde (Picus viridis) la alcaudón pequeña (Lanius collurio) el neblí pardo (Milvus migrans) la lechuza, el mochuelo, el antillo, el búho común y el autillo.

 

CÓMO ALCANZAR AL PARQUE DE VEIO
En coche:
Autopista del Sole, salir en Fiano Romano y seguir las indicaciones para Capena y después para Morlupo.
G.R.A. (Grande Raccordo Anulare): salir en via Flaminia (salida 6), en via Cassia Veientana (salida 5), o en via Cassia (salida 3).
En trén:
Desde Piazzale Flaminio con el tren Roma Nord - Civita Castellana-Viterbo,
En Autobús:
Desde el nodo de cambio COTRAL de Saxa Rubra empiezan el servicio las líneas para via Flaminia, via Cassia y Cassia bis.

Consejos


¡No hay consejos! ¡Entra y escribes tú el primero!

Consejos desde los social network