Home > Rutas en Roma > Rutas para el fin de semana en Roma > Rutas Religiosas en Roma > Dìa 2: Ruta de la Ciudad del Vaticano

DÌA 2: RUTA DE LA CIUDAD DEL VATICANO

8006 Visitas
Distancia: 1 km Duración: 8 horas

Descripción ruta

Introducción:
Esta ruta te permite descubrir la Basílica de San Pedro, una de las cuatro basílicas papales de Roma en Plaza San Pedro e incluye también la visita a los Museos Vaticanos y a las Grutas Vaticanas.
Cómo Desplazarse:
Durante la ruta se puede ir a pie, porque todos los sitios de interés se sitúan en el interior de la Ciudad del Vaticano.

Tiempo Necesario:
Para visitar todos los lugares de interés se necesitan aproximadamente 8 horas, según el tiempo que quieres pasar en cada lugar.
Ruta:
La ruta religiosa de Roma empieza desde la parada de la metropolitana "Ottaviano" (Linea A). Pasear unos metros hasta alcanzar el corazón de Plaza San Pedro, que es un grande ejemplo de arquitectura barroca en Roma. La plaza es de forma oval y está situada en el centro del obelisco del Vaticano. La plaza está rodeada por un arquitrabe columnata de gran tamaño y cada domingo se llena de creyentes desde todo el mundo para asistir a la santa misa del Papa. Después de sacar unas fotografías te aconsejamos entrar y visitar la Basílica de San Pedro construida sobre la tumba del santo. La basílica es muy grande y puede alojar hasta 20.000 personas. La iglesia está caracterizada por unos mosaicos y por unas grandes obras de arte como el Baldacchino del Bernini y la estatua de la Piedad de Miguel Ángel. Nuestra ruta sigue con la visita de las Grutas Vaticanas, bajo de la Basílica de San Pedro. Las grutas alojan las capillas dedicadas a los santos, las tumbas de los reyes, de las reinas y de los papas, entre las cuales hay la tumba de Papa Juan Pablo II. La ruta religiosa sigue con la visita de los Museos Vaticanos donde hay la posibilidad de admirar diferentes áreas como el museo Gregoriano Egipcio, la Galería de los Mapas y la Habitación de los Candelabros. ¡Imperdibles es la visita a las habitaciones de Rafael, las cuatro grandes habitaciones pintadas y decoradas por el maestro y por sus alumnos. Para concluir se llega en la Capilla Sixtina, una de las mayores obras de arte del mundo, que debe su nombre a Papa Sixto IV. Los maravillosos frescos de la capilla son unas obras de grandes artistas como Ghirlandaio, Botticelli, Rosselli y muchos otros.