Home > Sobre Roma > Arte-en-roma > Antiguos Mosaicos Romano

<

Antiguos Mosaicos Romano

Antiguos Mosaicos Romano: las técnicas, los colores y la historia de la antigua arte del mosaico que, han conquistado Roma muy rápidamente, dejando a la ciudad un patrimonio artístico muy rico.


El mosaico es una composición pictórica compuesta por unos fragmentos materiales de diferente tamaño y color, que pueden ser decorados por oro y piedras preciosas. La técnica del mosaico procede del antiguo Egipto, cuando se utilizaba para decorar por ejemplo los tronos de los faraones. La técnica del mosaico se ha difundido en todos los territorios adyacentes. Los reyes, los nobles y las familias ricas que querrían decorar y embellecer las casas y los lugares religiosos con dibujos realizados por mosaicos crecía.

 

El arte del mosaico llegó muy pronto en Roma y se utilizó durante muchos otros siglos. Hoy en día en Roma hay unos laboratorios donde los maestros del mosaico trabajan para reproducir los antiguos dibujos. Los primeros testimonios de mosaico en Roma son de finales del siglo III A.C. En principio, los mosaicos en Roma seguían el estilo de los mosaicos griegos, sobre todo para los temas de los dibujos.

 

Los verdaderos mosaicos romanos se caracterizan por dibujos geométricos, arabescos, vegetación y representaciones de la vida social. Los primeros mosaicos blancos y negros aparecieron durante el reinado de Adrián y fueron utilizados en los lugares públicos y en las casas lujosas. Durante la visita de las Termas de Caracalla se pueden admirar unos ejemplos de mosaicos romanos que se han conservado hasta hoy. En Roma se han difundido además de los mosaicos bicromatos la sectilia, los maravillosos pavimentos de mármol que se pueden admirar en los antiguos palacios imperiales del Palatino y en las salas de Villa Adriana en Tivoli.

 

La técnica de los mosaicos llega a ser una verdadera arte decorativa, siempre más de moda en las familias aristocráticas de Roma. El mosaico llega a ser una parte del ambiente y ha influenciado también la iconografía, con hermosas escenas mitológicas en los templos, escenas inspiradas al mar en las termas, escenas de atletas en las palestras, naturaleza muerta y escenas eróticas representadas en las paredes de las habitaciones. Los materiales empleados para los mosaicos romanos eran las yemas de mármol, piedra y vidrios de diferente género, sobre todo la pasta de vidrio que permitía más finura técnica. A finales de la Republica Romana se difundió la pared en mosaico, horada en la roca empleada durante la construcción de los subterráneos donde la fuente era el elemento principal. Durante la Roma Imperial los colores y los temas de los mosaicos romanos cambiaron otra vez: representaciones órficas y religiosa, gracias también a la difusión del Cristianísimo en Roma.

 

Si te gustan los mosaicos y el arte en general te aconsejamos visitar la Iglesia de Santa Prassede, llena de muchísimos mosaicos de oro y la Basílica de Santa María la Mayor, conocida para sus mosaicos en la fachada y la Coronación de la Virgen de Jacopo Turri. Te aconsejamos visitar la Basílica de Santa María en Trastevere donde se pueden admirar los mosaicos romanos en la fachada y el ábside donde están representadas las Historias de la Virgen de Pietro Cavallini. Para todos los que quieren volver a recorrer la historia del arte del mosaico en Roma, el Museo Nazionale Romano ofrece una ruta para descubrir los restos históricos más importantes de la ciudad.

 

Consejos


¡No hay consejos! ¡Entra y escribes tú el primero!

Consejos desde los social network